domingo, 8 de mayo de 2016

El ojo castaño de nuestro amor, otra joya de Mircea Cărtărescu


Impedimenta vuelve a brindar al lector español la posibilidad de leer a Mircea Cărtărescu. Se trata en este caso de una compilación de textos que combinan narrativa y ensayo. El ojo castaño de nuestro amor es una obra que se deja paladear como si fuera uno de esos vinos de barrica cuyo aroma queda adherido a la boca durante varios minutos. Un libro donde caben los recuerdos, la realidad rumana, la fantasía, Ovidio, la poesía universal, Ceausescu, el café soluble, Darwin y un sinfín de elementos que conducen a la reflexión a través de una literatura despojada de artificios.

Así como en los otros libros de Cărtărescu aquí reseñados destacaba el surrealismo onírico como tema principal, resalta en la parte narrativa de este libro la memoria y sus confines, que se impone  como motor de una práctica literaria. La aparición de las ruinas en uno de los capítulos (Mi Bucarest) nos da la medida del romanticismo que impregna los textos, pues el recuerdo se compone también de imágenes en ruinas; modificadas por nuestra mente según el interés o, en algunos casos, la capacidad de retención. Y es la memoria, en ocasiones, la primera piedra de la reconstrucción de nuestras historias, de nuestra vida. De modo similar trabaja Cărtărescu su narrativa, pues utliza la literatura como si fuera uno de esos arquitectos del resaturo, de los que levantan una estructura contemporánea sobre la base ruinosa de un castillo o un monasterio abandonado y protegido por Patrimonio, de los que deben mantener una fachada antigua y combinarla con pilares de acero cortén.

El tiempo como línea sin marca ni pinzas se convierte en textos como Ada Kaleh en un arco que cubre todo lo pasado, lo presente e incluso lo que está por suceder, pues todo se repite en bucle indefinidamente. Los sueños se mezclan con el Bucarest del Cărtărescu poeta, que proyecta la ciudad en su mente traspasando lo físico, destruyendo lo material para conducirnos a un mundo donde sólo existe lo imaginado, lo literario, un espacio creado por el autor para que los lectores vivamos en él y disfrutemos de una existencia distinta y especial mientras leemos.  

Los textos ensayísticos se encuentran movidos también por la remembranza, la tendencia a organizar memorias a base de retales; briznas de recuerdos. La Rumanía de ayer y de hoy y la Europa que se ve desde ella; la literatura como un país capaz de unir todas las naciones, sin fronteras ni distinciones, sin lenguas, con esperanza y esperanto; estudios sobre obras clásicas; el posmodernismo y la onomástica de los apellidos rumanos... Un libro que, en definitiva, actúa como una suerte de antología que reúne algunas de las mejores piezas de este autor al que algunos ya somo adictos. 

El ojo castaño de nuestro amor, de Mircea Cărtărescu. Impedimenta, 2016.