sábado, 9 de agosto de 2014

Salto, un poema de 'Ardimiento', de Bacø

Juegas con el vacío

dejas caer

una de tus piernas,

luego la otra,

te asomas al abismo

y gritas fuerte mi nombre,

sólo para dejar de oír,

por un instante,

los demonios

que te martirizan.