lunes, 6 de agosto de 2012

El gladiador silenciado, de Jordi Corominas

Cabizbajo, el gladiador atiende respuesta en un confesionario


del desierto de la zozobra, tras la rejilla no hay un solo oído


que escuche sus súplicas, recogidas en yermos espacios


que concentran silencios sonoros, palabras del desahucio


archivadas en estanterías de amnesia destinada al prójimo,


huésped que compró a precio de saldo plumas de pavo real, tapió


su muro ante el apagón eclesiástico y dio rienda suelta al ego


para encerrarse en la impostura de la libertad de un castillo


con pantallas que la confundieron con hipnosis de cretinismo,


me gusta, virtualidad, hipertrofia comunicativa, aislamiento


e identidad esquizofrénica para aferrarse a los barrotes del rebaño


El gladiador silenciado: Loopoesía, 2012, de Jordi Corominas. Versos & reversos editorial, 2012.