miércoles, 20 de junio de 2012

poética, un poema de David González

escribo a mano:
igual que si cavase
mi propia tumba:


si no se pone la piel sobre la mesa, no se consigue nada: 
louis-ferdinand céline


No hay tiempo para libros (Nadie a salvo), David González (Origami, 2012)



2 comentarios:

Ángel Muñoz dijo...

Lo dicho amigo Mario, un crack David.

Mario Crespo dijo...

Qué duda cabe, amigo Ángel.