domingo, 5 de febrero de 2012

De saraos: reflexiones de autoayuda

Óscar Esquivias y un servidor en Fnac Castellana.
Tiempos difíciles éstos de las presentaciones de libros. Estrés, nervios, la tensión propia del debut. Mientras tanto uno tiene que trabajar a jornada completa, cumplir con las labores domésticas, contestar emails, leer, hacer algo de deporte, actualizar el blog... Y las horas del día no dan para todo. Por eso me alegro que hayan pasado ya dos de las presentaciones, quizá las que generan más tensión, la de Madrid, con una Fnac llena a rebosar, y la de Zamora, donde estuve como en casa. Nos queda Barcelona y más adelante León. Pero ya los plazos son otros, y el ritmo también. Ahora sólo resta esperar que “Biblioteca Nacional” se pueda defender por sí misma en las mesas de novedades y en los tablones de la crítica. Yo intentaré volver a una vida reposada y tranquila, sin grandes sobresaltos que aceleren la alopecia; una vida más en escritor, más de leer, escribir y recuperar una fertilidad creativa que tanto sarao me ha llevado a perder. 

No hay comentarios: