miércoles, 15 de junio de 2011

Un pesar bronco en las noches. Pero nadie le quita que
tuvo un afán y lo llevó lejos. Y eso es muy serio. Al final, como
decía W. B. Yeats, se tenga suerte o no, deja huella el afán.

Enrique Vila-Matas (Dublinesca)