viernes, 3 de junio de 2011

La enfermedad del lado izquierdo. Esteban Gutiérrez Gómez


Norma:
La enfermedad del lado izquierdo es una V. Y en el vértice está la clave, el punto de inflexión que, como un veterano del guión, Esteban Gutiérrez Gómez construye con maestría. Dos partes. Eros y Tánatos. Los apolíneo y lo dionisiaco. Morbus (alteración del cuerpo humano) y Medeor (tratar una enfermedad según las reglas). Dos vidas, un descenso y un ascenso, un cuaderno de hule que le sirve de agenda y de bastón de mando a una mujer de armas tomar, Norma, que apunta minuciosamente hasta los “turnos” en los que han de hacer el amor. Norma es la palabra clave de esta primera parte. De manera simbólica la norma está presente, es una constante. Paro algo cambia las reglas.

La enfermedad:
Casi todos los órganos importantes parecen estar al lado izquierdo. El lado izquierdo puede aglomerar un sinfín de simbolismos, puede hacer referencia a muchas cosas, es muy literario. 

Dicen que ninguna enfermedad física es equiparable en ningún caso a una mental. Pero una enfermedad también se puede somatizar. En el lado izquierdo, claro.

África:
Gaia, la madre tierra, está presente en toda la obra de Esteban. Sus personajes aman la naturaleza y él nos transmite ese amor construyendo sensaciones con las palabras. Los árboles, los Siete Picos, la casa en la sierra… 

África es el continente más salvaje, pero también es un personaje de la novela, África es el terreno ideal para que bata las alas una mariposa que acaba de romper la crisálida. África es la Luz. La Vida.

La enfermedad del lado izquierdo:
Si me preguntasen de qué va la novela, diría que es un cuento sobre un pájaro enjaulado que se resigna a su suerte y, quizá por eso, de repente, luego la recupera por obra y gracia de… su suerte.

Esteban es un cuentista, y se nota en la manera de afrontar las estructuras: capítulos como cuentos que hilan, puntada a puntada, una novela. Su prosa avanza con ligereza y te va atrapando poco a poco hasta que te mete dentro de la mente del pobre Pascual.

Como crítica:
De esta idea, con más material y más desarrollo de los personajes, se podría haber sacado una novela de mucho más peso, porque posee un gran equilibrio entre el humor y el dramatismo y cuando el lector empatiza totalmente con el personaje principal, cosa que el autor logra con acierto, el libro se acaba. 

La enfermedad del lado izquierdo. Esteban Gutiérrez Gómez. Eutelequia, 2011.