lunes, 29 de noviembre de 2010

Viscerales: 21 (Roxana Popelka). 22 (José Manuel Vara) 23 (Sonia Fides)



Ha publicado los poemarios Ciudad del Norte, Simplemente nada común y Cumpleaños feliz. Poesía, 1989-2009, el libro de relatos Tortugas acuáticas y la novela Todo es mentira en las películas. Próximamente publicará Hotel.
Ha participado en las siguientes antologías: Gijón Exprés, El último en morir que apague la luz, Cuentistas, Poesía astur de hoy, La verdadera historia de los hombres, Tripulantes. Nuevas aventuras de Vinalia Trippers, Resaca / Hank Over. Un homenaje a Charles Bukowski, 23 Pandoras y Mujeres cuentistas.
Dirige la revista literaria Lunula del Ateneo Obrero de Gijón. Es codirectora y guionista de varios cortometrajes: La vida en un corto (2003), El aparcamiento (2005).
La suya, tanto en prosa como en poesía, suele ser una mirada dura, nada complaciente, poco amiga de la mansedumbre y en absoluto ceñida a los lugares comunes. Vicente Muñoz Álvarez la definió muy bien: su voz es “tan corrosiva y desoladora como el propio tiempo en que vivimos”.


Escritor, videoartista y agitador cultural. Lo suyo es el underground, lo neurótico, su blog es un repertorio de las atrocidades, perturbaciones y fobias de esta sociedad. Es otro de los viscerales por antonomasia, constructor de mundos retorcidos y siniestros.
Es autor de los libros Pequeña radiografía de un tormento, La habitación roja, Purgatorio de mentiras, Picnic en Hanging Rock estigmatizado, Daño selectivo y Ego Pervertum 1. Participó en la antología Resaca / Hank Over. Un homenaje a Charles Bukowski. Es creador del fanzine "Atrocity Exhibition" y de la pequeña editorial underground Neurótika Books. Es realizador de cortometrajes. Desde el año 2007 organiza la Muestra de Video Independiente de Badalona (Pomarderground Fest) y desde el año 2010 el proyecto Óptica Orgánica.

Es autora de los poemarios Mirar y ser mirada y Electra se quita el luto.
Al igual que muchos de los autores de esta antología, nos dejamos guiar por lo que habíamos leído en su blog. En esta bitácora de culto, Mademoiselle Joue avec son Revolver, Sonia analiza de vez en cuando sus últimas lecturas. Reparte siempre flores y cuchillos. Si le gusta, lo alaba. Si le ha disgustado, lo destroza sin piedad. Le da lo mismo quién sea el autor, o qué influencias tenga, o si es del gusto de la mayoría. Gracias a esa ferocidad, a ese revólver siempre cargado y dispuesto a disparar, la escogimos.