lunes, 30 de agosto de 2010

Muchas personas pierden las pequeñas alegrías esperando la gran felicidad.
Pearl S.Buck.

2 comentarios:

VELPISTER dijo...

Qué frase tan buenísima y tan cierta. Seguramente Herman Hesse la conocía, escribió un pequeño y sencillísimo relato con este título (pequeñas alegrías) que a su vez da título a un libro de relatos. Lo leí hace muchísimo tiempo, pero hablaba precisamente de esas pequeñas alegrías diarias, un paseo, una mañana fresca, una taza de te. Desde que lo leí (hace décadas) te aseguro que no lo he olvidado. Las pequeñas alegrías es lo único que nos sostiene.
un abrazo

Mario dijo...

Yo este finde he estado haciendo una cosa que me encanta y que en Madrid no puedo hacer: contemplar las estrellas...
Abrazo, Peter!