miércoles, 14 de julio de 2010

Una de las escenas más emotivas de la historia

Una de las escenas más emocionantes que he visto. Hay que conocer la serie y sus personajes, claro, pero aun sin estar familiarizado con ella es posible emocionarse. Pongo en antecedentes a aquellos que nunca han visto la serie Perdidos. Desmond, un hombre que vive en la isla hace años, tiene una única motivación en su vida, salir de ella para volver a ver a su amada, Penny. Desmond tiene una particularidad: después de haber estado sometido a una brutal descarga de energía electromagnética, y no morir en el intento, es capaz de viajar en el tiempo con su conciencia. En este capítulo, La Constante (temporada 4), Desmond viaja sin control de 1996 a 2004. En uno de los flashes de 1996, le dice a su amada que no cambie el número de teléfono, que la llamará dentro de ocho años. Ella cree que está loco, pero, algo le lleva a conservar el mismo número. En esta escena, Desmond, encerrado en un carguero, contacta con Penny por primera vez desde que empezara su odisea. Y gracias a eso recupera la conciencia, deja de viajar en el tiempo, y evita volverse loco. Incluso Sayid, el otro personaje, el tipo más duro del mundo, muestra un conato de emoción cuando Desmond habla con Penny y le dice que ha estado en una isla (I’ve been on an island). Y es que, la manera de decir “te quiero” (I love you, Penny) de Desmond, con su acento escocés, es la manera que usaría cualquiera que sepa de verdad lo que es amar. I love you too, Penny; after seeing this scene, I love everyone…
Merece la pena darle al play y ver el vídeo, believe me.


1 comentario:

VELPISTER dijo...

Oye, pues tienes razón. No he seguido la serie, me cuesta mucho seguir series de T.V. generalmente me ponen de mala hostia, suelen ser muy ñoñas, tener mensajes políticos ocultos, a menudo son paternalistas, etc.
Pero la verdad es que esta escena es muy buena, realmente enternecedora, no hace falta (puede que incluso sea mejor así) ver el resto de la serie.
Hola Mario,
acabo de llegar de un retiro estival que no ha estado del todo mal, venía con muy buenas vibraciones, pero en estos últimos días todo ha vuelto a salir mal, debe de ser el Karma o que sé yo, mi eterna mala hostia (mal fario, voy a mirar de donde viene la expresión) de la que no puedo despegarme,
el caso es que he estado leyendo tu blog y ha sido muy agradable, puede que te deje otros comentarios, aun no he leído el de tu lista de películas, me gustará comprobar las afinidades fílmicas.
un abrazo de tu colega
Peter