lunes, 10 de mayo de 2010

Alba Cromm, de Vicente Luis Mora

La trama es quizá lo más reseñable. Aunque la estructura, a decir verdad, es ciertamente original: simula una revista de un futuro inmediato hecha sólo para hombres muy machos, para mesetarios de tomo y lomo, para machistas, en resumen. La revista se llama "Upman". Y el libro está maquetado como si fuera una publicación seriada. En ella, a modo de monográfico, se cuenta la historia de Alba Cromm, una inspectora de policía que lucha contra la pederastia y contra el famoso hacker Nemo. Fragmentos sacados de conversaciones privadas, informes y blogs, todo ficticio, componen las piezas de este ingenioso entramado.
Hay una parte, la del desarrollo de la historia, que se me ha hecho demasiado larga, incluso aburrida, pero el principio y el final mantienen una tensión que invita a pasar las páginas. Y pasar un rato divertido, por momentos, ya que no está exenta de cierto humor e intenta ser una parodia del mundo que nos espera, de ese mundo donde nuestro Dios, además del dinero, es la información, el control... el poder... todo canalizado a través de la informática.
El estilo es bastante sencillo, intencionadamente descriptivo, sin alardes reflexivos... en resumen, una prosa casi periodística, la más adecuada, eso sí, para contar esta historia.
Se nota cierta obsesión por la originalidad, por aportar o inventar algo nuevo, por ser muy cool, por desplegar un arsenal de conocimientos informáticos, pero lo que más me importa como lector: la miga, la pasión de la lectura, el trasfondo, me ha dejado frío.

No hay comentarios: