lunes, 28 de diciembre de 2009

¿Telecinco o Telepurgatorio*?


Bramante era consejero del Papa Julio II, amigo de Rafael y enemigo íntimo de Miguel Ángel. Bramante buscaba el éxito en vida. Lamía culos y echaba mierda por el suyo. Bramante era un capullo (que no se convirtió en mariposa... si acaso en mariposón) que se dedicaba a poner zancadillas a diestro y siniestro. La obra más importante de Bramante es San Pietro in Montorio, una capillita dentro de un patio que habréis visto en los libros de Historia del Arte. De Miguel Ángel no hace falta hablar. Su obra lo dice (y lo es) todo.

Pep Guardiola, entrenador del Barça, ha mantenido la calma y la humildad aun ganando cinco títulos en un año. Se sentía grande, pero no se sentía pleno. Fue coherente y esperó su momento. En el descanso de la final de la copa del mundo de clubes, mientras el Barça perdía 1-0, le dijo a sus jugadores: "Si perdemos seguiremos siendo el mejor equipo, si ganamos seremos eternos". En los últimos minutos el Barça remontó y acabó ganando 2-1. Guardiola se quitó la máscara y rompió a llorar. Horas después, el Madrid ganaba 6-0 al Zaragoza, copando las portadas de los periódicos.


(*)Telepurgatorio: término extraído de la novela Aire nuestro, de Manuel Vilas.

No hay comentarios: