domingo, 20 de diciembre de 2009

La crisis

Los editores a veces llaman, pero no siempre contestan.

El vídeoclip que íbamos a rodar en marzo se postpone, por falta de financiación.

Tengo un guión para un corto. Tengo un productor. Pero no tengo los 15 mil euros que cuesta.

No quiero trabajar para otros. Pero arriesgar mi humilde patrimonio podría ser peor.

Apenas tengo posesiones. Y tal vez por eso, a veces, soy feliz.