sábado, 12 de diciembre de 2009

El poeta

De mí te alejas, hora.
El batir de tus alas me hace heridas.
Solitario: ¿qué puede hacer mi boca

con mi noche y mi día?


No tengo amada, ni casa, ni sitio
donde poder vivir.

Todas las cosas a las que me entrego
se hacen ricas y a mí me dejan pobre.
Rainer María Rilke (Antología poética. Colección Austral. Espasa-Calpe)

No hay comentarios: