miércoles, 2 de diciembre de 2009

BIG BANG-BANG

En el acelerador de partículas del CERN
hay átomos chocando a toda velocidad

Y
la Iglesia de Roma no le tiene miedo
porque la máquina nos pueda absorber
a todos en un agujero negro,

sino porque gracias a ella la ciencia podría llegar
aún más allá, y quitarle a Dios el triángulo
de la cabeza, para siempre.