lunes, 2 de noviembre de 2009

Yo también soy cuentista


Los chicos de la revista literaria Al otro lado del espejo, en cuyo Nº0 participé con un pequeño cuento, publican hoy otro relato mío de hace bastante tiempo y que tenía totalmente olvidado. Volviéndolo a leer me he dado cuenta de la evolución técnica que a todos nos acontece: en aquella época andaba yo haciendo pruebas y experimentos, como se puede apreciar en este relato que, después de todo, hasta me gusta:


MARBELLA, 31 DE NOVIEMBRE
Marie es una camarera francesa con unas tetas enormes y bien colocadas. Vasili es un matón de la mafia rusa que está dispuesto a cambiar de trabajo si Marie se lo pide. Jesús es un empresario español que mantiene a Marie a cambio de un par de felaciones diarias. Jesús dice que follar es de camioneros. Lleva el pelo engominado hacia atrás y colecciona corbatas. Marie dice que hacerse rayas tan grandes es de camioneros. Lleva el pelo suelto y le encantan los tacones. Marie le pide a Vasili que lo deje. Vasili dice que tiene contrato hasta fin de mes.

Vasili entra en el bar, escupe en el suelo, mira a Marie, vuelve a escupir, saca la pistola de su costado y apunta a Jesús. Jesús se hace una raya enorme en la barra y le dice a Marie que se la chupe. Vasili encañona a Jesús, dispara y le vuela la tapa de los sesos. Marie coge el billete y se mete la raya. Vasili besa a Marie y le pide que se vaya con él. Marie dice que no. Ahora es la viuda de Jesús.


http://alotroladodelespejorevista.blogspot.com/2009/11/marbella-31-de-noviembre.html

No hay comentarios: