miércoles, 25 de noviembre de 2009

La franquicia del Flamen Co


Duquende
Podría dejarme el pelo largo y rizado
de Camarón y teñirme de rubio y tener
entradas como el mismísimo
Duquende e incluso ser tan bello
como Montse Cortés o dejar crecer
mis uñas largas como las de Paco
de Lucía y también, podría, además,
sentir la presión del quejío en las paredes
de mis arterias, la tensión en las venas
de mis manos, la pureza en las cuerdas
vocales, afinadas por Tomatito o Moraíto
Chico, pero nunca, mientras nadie me diga
que mi madre o mi padre son
calés, podré tener la patente exclusiva
del duende Flamen Co

Camarón, cante de las minas (Minera, Cartagenera y Taranta), aquí

No hay comentarios: