jueves, 29 de octubre de 2009

En mis sueños, Tim Burton y las localizaciones


No son muchas los proyectos audiovisuales que hemos rodado (el que se avecina va a ser el quinto), pero son bastantes las localizaciones que he buscado y visitado para eventuales guiones. Ayer estuve con “producción” localizando el próximo rodaje, un videoclip. Se trata de un lugar de difícil acceso, un camino de esos que hacen trabajar los amortiguadores de los coches, un sendero que, a media luz, impone.

Al llegar allí me emocioné sin lágrimas. Es como si ese extraño paraje me hubiera estado esperando todo este tiempo. Creí que tendría que ser yo el que modificara el lugar, pero ha sido el lugar el que me ha modificado a mí. Por regla general, los guiones no se cierran hasta que no se visitan las localizaciones, pero en este caso tengo la sensación de haber escrito el guión teniendo clara la disposición del lugar, donde, puedo asegurar, nunca había estado. Parece que lo hubiera visto en sueños. Si así ha sido, es posible que no se tratase de una premonición, sino de un videoclip: el videoclip. Y tal vez por eso escribí el borrador del tirón. A pesar de todo, el guión pegará un giro en su parte artística, digamos que, hacia el expresionismo alemán. Mañana tengo idea de ponerme en contacto con Tim Burton para informarle detalladamente sobre este paraje toledano.

Expresionismo, suspense, persecuciones automovilísticas, personajes misteriosos, música electrónica y una estética propia. Esa es la combinación que estamos trabajando, investigando. Nadie ha dicho sea fácil, pero nos basta con que, simplemente, sea.

La distribución del vídeo se prevé para dentro de mucho tiempo, pero no nos importa, con lo bien que me lo pasé ayer localizando he conseguido que el gusanillo del cine, una tenia grande que anda por mi estómago, vuelva pedir su ración de cámara, luces y, sobre todo, acción.