miércoles, 28 de octubre de 2009

Amarcord


He vuelto a ver Amarcord (F.Fellini, 1973).

En el dialecto de la romagna Amarcord significa “Yo recuerdo”. Y eso es lo que me ha sucedido a mí. Amarcord me ha evocado flashback y flash forward. Para mí son recuerdos que van hacia adelante y hacia atrás, ya que, por un lado he revivido las escenas míticas de esta película, con meción especial para la estanquera y sus pechos masivos, y por otro me he dado cuenta de que hace mucho tiempo que en mi mente barrunta hacer una película con el tipo de realización coral y frenética que despliega Fellini en una de sus obras maestras.
Otra cosa es que la pueda hacer...

A caballo entre la sátira y el surrealismo, Amarcord es una película para estudiarla e investigarla, para adaptar su realización al mundo contemporáneo, a un hipotético Amarcord 2.0 construido a base de fragmentos remixados con otros hasta componer una nueva música visual.

No hay comentarios: