martes, 8 de septiembre de 2009

Cocina creativa


Visitar museos es, en algunos casos, un esnobismo. La cocina creativa es, en muchos casos, una pijada esnobista, una forma de quedarte con hambre después de gastarte cien euros. Los museos de arte contemporáneo son, para el gran público, almacenes de creaciones incomprensibles. Un restaurante de cocina creativa en un museo es, como ocurre en el MUSAC de León, un buen complemento al arte conceptual, un buen binomio, una gran simbiosis. Pero, dejo caer la pregunta: ¿qué tendrá más éxito en futuro: el restaurante del museo o las salas del mismo?

... Supongo que es más fácil digerir la cocina creativa que el arte conceptual…