viernes, 24 de julio de 2009

George Best Respect


Es de todos sabido la afición de los norirlandeses por los murales. Se trata de grandes composiciones pictóricas que cubren las medianerías de los edificios. Muchos de ellos están relacionados con el terrorismo, tanto el del I.R.A como del Ejército, me da lo mismo que lo mismo me da… Hace poco vi uno que llamó poderosamente mi atención. Era un homenaje a un héroe nacional y uno de los personajes más carismáticos de la historia del fútbol, George Best.
Best, como su propio nombre indíca, fue el mejor. Fue la típica víctima de la sociedad de masas, el elegido, el estigmatizado. Es como si llega Dios, Buda, Alá, la Madre Naturaleza o quién quiera que rija el mundo, y te espeta en la cara: hola, te voy a otorgar un don, un talento natural para jugar al fútbol, vas a ser el mejor, Balón de Oro, campeón de Europa, un mito en vida, pero a cambio tienes que venderme tu alma, tienes que hipotecarte y asumir que tu vida no vale una mierda, que sólo disfrutarás de ella en tanto en cuanto le sea útil a los aficionados, a quienes generan el dinero. Por eso George es tan conocido por lo que hizo sobre el césped como por lo que hizo fuera de él. Problemas con la bebida, líos de faldas, cárcel y un aura de controversia de la que nunca pudo desprenderse. Cada vez que tuvo ocasión de acercarse a un micro dejó una perla para la historia (*).

Luego vinieron las rebajas. Y agotó las existencias. Le trasplantaron el hígado y una hemorragia interna terminó con su vida en 2005. Poco antes de morir, en su lecho de muerte, George Best pidió a la prensa que publicara una foto que mostrase su lamentable estado y cuyo pie rezaba así: "No muera como yo".

(*)"En 1969 dejé las mujeres y la bebida, pero fueron los peores veinte minutos de mi vida”
"Gasté mucho dinero en licor, mujeres y carros de carrera. El resto lo desperdicié"
"Nunca salía por la mañana con la intención de emborracharme. Sólo sucedía"

"Se dicen un montón de bobadas sobre defensas rudos y jugadores destructivos. Yo les llamo simplemente hijos de perra"

"Si yo hubiese nacido feo, nunca hubiérais oido hablar de Pelé"

“No le pega con la izquierda, no cabecea, no defiende y no marca muchos goles. Aparte de eso, está bien”. (sobre Beckham)