domingo, 17 de mayo de 2009

¿Profeta en su tierra?

Supongo que, de alguna manera, nacer entre bronces y tablas de madera, influye en el la percepción que un niño pueda tener del arte. Para mí, estudioso de la historia del arte (no me gusta eso de “licenciado”), las artes plásticas eran una salida a las matemáticas, a las imposiciones de la sociedad: no te hagas de letras, te vas a morir de hambre, me decían. Pero a mí me daba igual, quería crear, quemar la juventud, salir de mi ciudad de nacimiento, ser demiurgo de mi propio destino. Vivir del arte era una quimera, pero vivir en Roma no. Aunque las aventuras y desventuras de aquella etapa las dejo para un libro de cuentos que tengo en mente escribir en el futuro.
Volvamos al principio:

Las esculturas entre las que nací, las tablas y los bronces, han guardado polvo y nostalgia durante mucho tiempo, pero hace ya unos años que el artista volvió a encontrar su sitio. Hoy, el diario de su tierra (La Opinión de Zamora), una tierra en la que no ha sido profeta, le dedica un reportaje de varias páginas, firmado por la Doctora en Historia del Arte Inés Gutiérrez Carvajal, que reivindica la figura del escultor zamorano.

“Tomás Crespo, ¿profeta en su tierra?"

Descargar reportaje, aquí

http://www.cresporivera.com/