martes, 12 de mayo de 2009

Hasta siempre, Antonio

Fue hace poco más de un año cuando lo vi por última vez. En Leganés, en un acústico de poco más de una hora. Estaba como siempre: encorvado, parco en palabras, apurando una lata de Mahou Clásica, dándolo todo, acordándose de Marga... A gusto, en el sitio de su recreo, en su escenario, donde ya nunca volverá...

Descansa en paz, Antonio.