miércoles, 15 de abril de 2009

Unas gotas de optimismo


No son zonas cálidas, son calientes. Zonas conflictivas por (su) naturaleza, como el oriente más lejano. Tailandia se tranquiliza mientras India prepara un macro sufragio de setecientos millones de votantes. El número de ballenas pescadas en Japón decrece en la misma proporción que los accidentes de tráfico en España. El mundo parece no estar tan loco. Sensatez, se trata de tener un poco de sensatez y aplicarla en pequeñas dosis. Quizá no nos estemos cargando el planeta. El alarmismo es un método de control inmediato, crea miedo y confusión. Quizá estemos a tiempo. Los procesadores podrían salvar la tierra y cargarse al hombre. Pero no conozco el Apocalipsis y la Odisea en el espacio no llegó en 2001. Porque aún regresando al futuro, los coches aún no vuelan por encima de la M-30 y, visto lo visto, el universo se regula mejor que la economía.

No hay comentarios: