jueves, 5 de marzo de 2009

Cerrado por rodaje


Estas navidades no fueron iguales. No hubo rodaje. Todos lo dijimos, lo comentamos entre birras y humo denso, entre miradas lejanas.
Cuando me fui a las islas británicas a hacer las Américas vitales pensé: si no lo hago ahora no lo hago nunca. Eso es lo que pienso ahora de Odio. Tuvo su momento. Tuvo una filosofía, una motivación, un ¿por qué no? convertido en un porque sí, pero también hay que dejarse llevar por los acontecimientos, por Darwin, por la evolución natural.
Lo que viniera después de aquel calvario gustoso que fue el rodaje de Odio, tendría que ser organizado y semiprofesional. Algo de dinero financiado, diecisiete personas más figurantes y, sobre todo, mucha mucha ilusión.
No hemos empezado a rodar y ya tengo que dar miles y miles de gracias. Menos mal que existen los créditos.
En cualquier caso, ha habido y hay personas básicas en todo esto a quien dar las gracias por anticipado. De momento, la persona que más ha sufrido esta pre-producción es quien ella sabe. Y de momento, le quiero dar las gracias a ella, a M. Ta, love. Luego vendrán todos los demás. Que son/sois muchos…
LPR Productions presenta su última producción como LPR Productions: SIN TÍTULO.
Schhhhhhh.

Silencio.

Se rueda.