domingo, 8 de marzo de 2009

Abierto por fin de rodaje

Aún es pronto para escribir sobre lo que he/hemos vivido durante estos tres intensos días de locura. No soy capaz de articular palabra, mi cerebro no debe tener mucho riego y los resultados de fútbol son los únicos datos que soy capaz de absorber con facilidad. He mirado la clasificación de Primera, Segunda y Segunda b grupo I (Por cierto, el Zamora ganó 0-2 en Santiago). Como digo, no soy capaz de articular palabra, la única que me sale de la garganta es gracias. Gracias por todo. Por la profesionalidad, las ganas, la ilusión y el entusiasmo. Gracias por aguantar el hambre y las pocas horas de reposo, por entender cómo funciona esto, por soportar el estrés, los nervios y las limitaciones. Gracias por venir casi hasta la raya de Portugal desde puntos tan dispares como Madrid, Gijón o Villaralbo. Fiebres y resacas que han aguantado sin rechistar dos jornadas maratonianas de rodaje. Una sala llamada Berlín que se ha convertido en nuestra casa durante dos largos días. Unos actores que lo han dado todo desde el jueves… En fin, que hay muchas cosas que contar, pero ahora sólo puedo daros las gracias a todos. Y (aunque con retraso) muy especialmente a las personas que más me han soportado durante estas dos últimas semanas de estrés, con trabajo de mañana, de tarde y hasta de noche… a los que estáis más cercanos en el día a día, a mi entorno casi diario. Gracias (y también disculpas por esta última semanita que os he dado) a Agus, Tomás, Pablo, Mirian, Antoine, Clifor, Andrés, Leticia y Paloma. Y gracias también al diario El Norte de Castilla por intereserarse por nuestra obrita.