domingo, 28 de diciembre de 2008

La ley de Mario Crespo

Encuentro en el blog de mi colega Rubén Bartolomé, Sir Kronen (del que ya he hablado aquí), un post con olor a pesimismo en el que habla de la "ley de Mario Crespo" como ese círculo de ilusión ciega y casi infantil en la que envuelvo a todo el equipo cuando nos embarcamos en un proyecto. Me ha hecho ilusión leer esto porque, aunque yo soy el primero que sufro bajones, he podido mantener viva una llama que ahora es respetada por las autoriades, los medios y el público, pero en la que nadie creyó cuando de la nada sacamos un documental que... bueno... que está ahí.
Seguimos luchando, Rubén, porque lo más difícil ya lo hemos pasado. En marzo rodamos....

Tantas veces, by Sir Kronen

Estoy acostumbrado a vivir con el caos. Debo. Existen dos leyes que se repelen y que siempre aparecen. Ley de Murphy y Ley de Mario Crespo. La gente no me cree cuando las cuento. Sin embargo llevo varias semanas envuelto en la Ley de Mario Crespo. La ilusión mueve montañas, dicen. También dicen que los suicidas son las personas más optimistas del mundo. Yo lo creo. Como Larra. Como tantos. Y sólo escribo esto por miedo (y no hay suicidios de por medio). Y el miedo es libre. Y la soledad siempre espera a la vuelta de la esquina. Como las putas. Y a mi, ni una ni las otras, me molestan.

Y ahora me imagino que hablo con alguien. No se, con Vero, con Robus, con Jaio o con María. O con quien fuera. Y me dice que estoy loco por llevar siempre una máscara de carnaval. Pero es que yo, como el drogas, siempre te tengo a tí de disfraz. Quizás mañana sea un día triste, pero si lo pensara, ¿por que seguiría aquí?

Post completo, aquí

No hay comentarios: