viernes, 19 de diciembre de 2008

JVC GY-HD200

Como dice Rafa Nadal de su KIA: aquí estamos este pedazo de pepino y yo. HD, 4:3; 16:19. No estoy hablando de los modelos del KIA, sino de la cámara. Sí, eso es, formato cine. Dieciséis-novenos. Un par de actores con fuerza, con personalidad. Y un secundario. Dos localizaciones. Naranjitos que nada tienen que ver con la mascota del mundial. Decoupage y demás historias técnicas. Después, unas largas sesiones de montaje y edición. Un corto. Un cortometraje. Sí, eso es, el ojo de este pedazo pepino es lo más importante. La primera premisa. El mundo, mi mundo, a través de la cámara. Parece fácil ¿verdad? Pues algún día contaré la verdad sobre todo lo que aconteció en el rodaje de Odio. Fue mucho peor que el que narra Kiarostami en “A través de los olivos”. Fue 100 veces peor… Pero, por entonces, los KIA no estaban tan baratos.

No hay comentarios: