lunes, 13 de octubre de 2008

Nota de autor

Hoy que tengo más tiempo, releo mis últimos post y percibo varias erratas, fallos de redacción y faltas. Pido disculpas a los ojos de quienes se hayan percatado y me excuso alegando con sinceridad que en las últimas semanas ando, además de ajetreado, un poco precipitado. Cuestiones de tiempo, sucesos puntuales y otras exigencias de esta vida moderna de la gran urbe, exigen un ritmo frenético que no me ha permitido ni siquiera releer la mayoría de los post. Quien mucho abarca poco aprieta, así que a partir de ahora intentaremos poner menos fideo y más caldo.

No hay comentarios: