martes, 19 de agosto de 2008

Le Basier / El Beso




La Butte Montmartre inspira… algo. Puede que sea la creatividad a través de la paz, de la quietud, puede que sea un reflejo de la vida interior de la sociedad, de su espiritualidad... puede que sea París… Sí, tal vez sea eso… la vie en rose...
A falta del bullicio vital de Londres, Roma, Madrid o Nueva York, la capital parisina derrocha sosiego. Con tan sólo cruzar Rué Lafayette y girar la cabeza a ambos lados, uno se da cuenta de la amplitud, magnitud y serena grandiosidad de uno de los mejores y más importantes trazados urbanos del mundo. Charles de Gaulle Etoile, los grandes bulevares, el clasicismo arquitectónico, la chimeneas… los gatos negros… El fotógrafo Robert Doisneau plasmó con gran acierto el París de los años 50, cuando Montmartre le dio el relevo a Montparnasse, cuando New York sustituyó a París como centro del arte mundial. Pero el beso, el beso que me diste en París, no me supo igual en New York.
Fotos: Robert Doisneau

No hay comentarios: