lunes, 14 de julio de 2008

Tres Rosas Amarillas

Ayer venía esta reseña sobre la librería Tres Rosas Amarillas en El País digital: Carver y Chéjov vieven en Malasaña. Os copio el resto:
José Luis y Antonio se dijeron que aquello no podía seguir así. Se habían conocido en un taller de escritura, donde compartían la pasión por el relato, y se dieron cuenta de que algo no funcionaba. Su género favorito, el cuento, ese ejercicio de extrema concisión, tenía un tremendo empuje en Estados Unidos y Latinoamérica, pero aquí, pensaron, casi nadie parecía tomárselo en serio. Había que hacer algo. Quizá montar una librería, pensaron muchas veces, junto a María, una amiga de Antonio. Pero dedicada exclusivamente al relato. Un lugar donde los devotos de las narraciones breves encontraran todos los títulos en catálogo. Y que fuese un punto de reunión, con charlas con autores. El librero sería como los de antes, de los que saben recomendar pequeñas joyas.
Seguir leyendo, aquí

No hay comentarios: