lunes, 14 de julio de 2008

David González contra Goliat


Conseguir el último libro de David González se ha convertido en una auténtica lucha mitológica para mí y en una batalla contra el gigante de la distribución para él. Como La Casa del Libro lo anuncia en su web, supuse, usando una lógica básica, que contarían con al menos un ejemplar en alguna de sus vitrinas. Acudí a una de sus sucursales, pero no lo tenían. Pensé entonces que estaría en la central de Callao. Me subí a esa pasarela que tienen reservada para la poesía y me arrodillé en la moqueta para ver bien a todos los González disponibles, pero no había ningún David. Se les habrá agotado, pensé. Yo, que soy bastante novato en lo que a poesía se refiere, creí que en una famosa y archiconocida librería madrileña especializada en poesía lo tendrían sin lugar a dudas. No sólo no lo tenían, sino que al preguntar me miraron como una sonrisa de medio-lao que interpreté como: “Pero, a ver, gilipollas, tengo yo cara de vender aquí libros de David González.”. Menos mal que no le pregunté por snuff movies… Luego, José Ángel Barrueco me habló de una librería en Lavapiés donde adquirirlo, pero quién sabe cuándo iré por el barrio…. 


Siempre habrá gente, David, que tenga verdadero interés en leerte y que revuelva Roma con Santiago para hacerse con tus libros. Y doy fe que los hay. Mi búsqueda de momento no ha dado resultado, pero tú tienes una honda más potente que la de Dani Pedrosa, una piedra afilada y una buena puntería, la que te mantiene literariamente vivo. No hay problema, lo pediré por Internet. Enhorabuena, has ganado este combate.

1 comentario:

Valle Camacho dijo...

bravo por David y por los buscadores de perlas!