martes, 10 de junio de 2008

Polos opuestos

¿Cómo funcionan los imanes? Los imanes no funcionan, son piezas inertes. Las piezas inertes también tienen vida. Desprenden energía. Positiva y negativa. Como los humanos. Y los humanoides, que también hay muchos. La atracción es como un wi-fi. A través de las ondas, del aire, las partículas encuentran su eco, su resonancia. Y así funciona también el hombre. El hombre no es inerte pero su energía funciona igual que la de cualquier otro ser de la tierra. Así de simples somos, así de complejos. Los polos opuestos se atraen. Nunca podría soportar a alguien con el mismo carácter que yo. Nos repeleríamos. Que iguales y que distintos somos. Que básicos. Que humanos. Y que listos nos creemos. Groenlandia sigue deshelándose. La Antártida parece que aguanta. Los polos opuestos se atraen. Y así mantienen el equilibrio vital necesario. Se prevé que el nivel del mar suba varios metros en los próximos años. Los imanes no hubieran hecho tanto daño. El hombre no es más inerte que un imán. Pero es bastante más tonto. Y se está cargando los polos. Por desgracia, ahora no estoy hablando de los de un imán.

No hay comentarios: