martes, 17 de junio de 2008

Acodado en la barra

-Póngame un güisqui escocés.

-No tenemos.

-Pero, hombre, ¿cómo coño no van a tener si casi todos los güisquis son escoceses?

-No, Señor, no son escoceses ni de coña.

-Bueno, me va a usted a decir a mí…

-Mi mujer es escocesa, Señor. Le aseguro que en Escocia es imposible encontrar alguna de estas botellas que está a mi espalda.

-Y entonces, ¿qué me recomienda?

-DYC

-¿Cómo?

-Segoviano, Señor.

-Pero si es una mierda.

-Es su mejor elección, Señor.

-Póngame un Johny Walker Black Label, rápido.

-Va a ser peor para usted, Señor.

-¿Pero usted ha salido de un libro de Paul Auster o qué cojones pasa aquí?

-No pasa nada, Señor. Se lo digo porque el DYC es el único que no es de garrafón.

-Tiene cojones.

-Por cierto, Señor, ¿es usted detective?

No hay comentarios: