jueves, 24 de abril de 2008

Zafones y cojones

Ayer, día de libros y rosas, Carlos Ruiz Zafón arrasó en la lista de ventas cuál Código da Vinci. Anoche en el FNAC, mientras la gente se apelotonaba fuera para adquirir ejemplares del Juego del Ángel y/o coger una taza de chocolate gratis, unos cuantos petábamos la sala en la presentación del libro Hank Over, del que tanto he hablado.
Esta gente si que le echa cojones. Muchos. Poetas y narradores que no escriben para vivir sino que viven para escribir (con esta frase comenzó ayer su discurso el Premio Cervantes, Juan Gelman), gente sana y simpática que nos hicieron pasar un rato agradable a los allí presentes.
Al final de la noche intercambié unas palabras con uno de los autores, José Ángel Barrueco. Un placer, JAB. Lástima que los resquicios de una enfermedad, el cansancio acumulado de todo el día, y el auto estrés que me impongo los días de diario para no llegar tarde y en deplorables condiciones al curro, me obligaron a empender raudo el viaje de vuelta a Alcorcón y me imposibilitaran departir tranquilamente con alguien más.
Un placer haber estado de Resaca con este grupo de gente que, a base de cojones, han sido y son capaces de sobrevivir a los zafones.
Que duren los fanzines y las resacas.
¡Salud!

1 comentario:

Clifor dijo...

Ya me contarás qué tal fue todo y tus impresiones. Fue una pena no poder acudir al final.

Un abrazo.