miércoles, 26 de marzo de 2008

Más cine, por favor

Desde el varapalo que supuso que el montaje de nuestro corto independiente, Odio, tuviera un fallo técnico que ha impedido que pueda ver la luz y que ha provocado que haya que rehacerlo, andaba yo un poco alejado del cine. Tanto que ni siquiera había vuelto a ver un película. Ayer en TVE pusieron, en homenaje a Azcona (D.E.P el guionista más grande de la historia del cine español), “La niña de tus ojos”, y me quedé viéndola. Disfruté como un niño, como si nunca antes hubiera visto cine… y eso que era en la tele. Poco a poco he ido recuperando la ilusión por el cine a cambio de nada, y entonces, curiosamente, me han propuesto (aunque muy a largo plazo) la creación y dirección de un videoclip profesional. Por otro lado, voy a impartir una pequeña charla sobre cine en un instituto zamorano el próximo 19 de abril. Estoy preparando el texto y me da la sensación de que si alguna vez más vuelvo a dar una charla de estas tendré que utilizar el mismo discurso, como hacía Cela. No sé, es una extraña sensación, es como si pusieras en tu charla todo lo que sabes sobre el tema y que además no te apeteciera hablar sobre otra cosa, puesto que el tema ha sido elegido por mi mismo. Se llama “Otra forma de ver el cine” y habla de forma divertida y dinámica sobre la importancia de la retórica en el audiovisual, sobre las metáforas visuales. Espero poder captar la atención de los adolescentes y que mi esfuerzo les sirva de algo. Además, por primera vez en mi vida me van a pagar por hacer lo que me gusta, por hablar de cine. Ya me podían pagar también por hacer cine; no un sueldo, que ya me lo gano por otro lado, sino una producción. Pero todo se andará. De momento sólo puedo decir que no me rindo, que Odio no ha podido conmigo y que sigo con más fuerza que nunca. Y, en primicia, os anticipo que Odio verá la luz en el verano. Ya hemos encontrado tanto el problema técnico como su solución. Para acabar una maratón primero hay que correrla y a mí, en cierto sentido, se me habían quitado las ganas de participar. Es una putada que te toque correr a 2.000 metros de altitud y que los keniatas y etíopes sean favoritos, pero en cualquier caso hay que luchar y darlo todo por llegar arriba. Yo no soy etíope, soy europeo, pero nadie dijo que los blancos no pudieran correr carreras de fondo. ¡Vamos! Ya queda poco para el avituallamiento.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuanto me alegra verte de nuevo con este espíritu y con ganas de hacer cosas!

Mucha suerte en tus nuevos proyectos.

Un abrazo

NEREA

Clifor dijo...

Ya el sábado se te notaba más luchador que en tus últimos mails. Así que, con esas ganas, tarde o temprano habrá recompensa. Que lo disfrutes. Y ni que decir tiene, que si necesitas algo para tus proyectos de futuro, aquí andamios.

Celia dijo...

Me encatan tus críticas de cine, así que me encantaría escuchar tu charla. Pero creo que estoy un poco lejos. xxx

Dani dijo...

Me alegro de que hayas recuperado el ánimo. ¡Y mucha suerte con la charla!

Anónimo dijo...

Tu eres un gladiador. No te desanimes, campeón.

Alvarito

Mario dijo...

Gracias por los ánimos, chicos. Claro que seguiremos haciendo lo que nos gusta (como nos gusta La Sexta, Salinas...)