jueves, 6 de marzo de 2008

Abstracción inducida

La veía a menudo en el Pans & Company. No, no crean ustedes que voy a hablar de la típica escenita de Metro en que una chica guapa te mira, tú la miras a ella y luego, como siempre, no pasa absolutamente nada más que el scanner de rigor que le haces cuando se levanta para apearse del tren. No, no voy a hablar de eso. Como iba diciendo, la veía a menudo. Llevaba su ropa sucia y rota, casi tan sucia y dejada como su pelo cano. Pero no olía. Lo normal es que un indigente con esas pintas apeste como una mofeta, pero esta tía no. Ella llegaba, pedía, pagaba, comía, meditaba y se iba. Siempre igual. Veni, Vidi, Vinci. Dentro de su mugrosidad era elegante, no iba dando pena, ni pidiendo nada, ni siquiera tenía los ojos tristes, sólo estaba abstraída. Deduje que vivía así porque ella lo había elegido, por alguna desgracia personal, o algún tipo de episodio dramático. Deduje esto porque un vagabundo al uso no puede permitirse comer todos los días en el Pans, ni fumar Marlboro, ni llevar una chupa de Carolina Herrera, por mucha roña que esta tenga. Debía tener dinero, pero no tenía ganas de gastarlo más que en las necesidades básicas: comer, beber y fumar. Un día, sentado yo a su lado (a diferencia de la mayoría de gente que se buscaba un sitio alejado de ella), no pude por menos y le pregunté. Desde que acabé mi pregunta hasta que giró el cuello para mirarme y contestarme debieron pasar treinta segundos, o más. “¿Qué te ha pasado?”, le dije suavemente. “Un día fui rica pero no me gustaba”, contestó. Sus ojos me contaron el resto. Después, su cabeza retornó a la posición original y se introdujo de nuevo en su mundo. Un mundo impenetrable en el debe vivir un horrible dolor.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha encantado el relato, señor crespo.

Albert

Anónimo dijo...

A mi tambien, eres un artista de corazón. Me encantas, siempre me has encantado.
Un besazo.
Vero

Mario dijo...

uy, uy, uy, que me pongo colorao!!!
A mi también me encanta (el relato) xDD
Saludos a Bilbo y a Barna.