lunes, 11 de febrero de 2008

Universidad Privada

Tengo un Oxford Pocket. Sí, ya lo sé. No me lo repitas tú también. Yo tengo dinero ¿sabes? No tanto como tu padre -el empresario- pero tengo dinero. Mío. No compro Lacoste, chavala. Ni me peino con raya. Ni me peino. Ya, ya, no lo digo por tus ideales. Ni los tienes. Aunque mucha pinta de votar a IU no tienes, la verdad. Tu padre sí, claro que sí. Tu padre sólo cree en el dinero. Tú no ¡Que va! Tú sólo crees en el consumo. Adicción. Como te iba diciendo, tronca, yo tengo un Oxford Pocket. El Collins es el mejor. Lo sé. Es el más completo. Pero las ilustraciones y apéndices del Oxford son la clave. Cuando estás en el Merseyside, en Liverpool, cuando te hablan “scoucer” y oyes de fondo el “You’ll never walk alone” de “Gerry and the Peacemakers”, entonado por cincuenta mil gargantas sajonas, entonces, el Collins es igual de útil que un Ferrari en una playa. Pero el Oxford, tía, el Oxford seguro que tiene un dibujito de esa situación en concreto, seguro que te explica la diferencia entre thanks y ta ¿Por qué dicen ta? ¿A qué no lo sabes? Tampoco lo necesitas. No te hace falta ser práctica ¡Quédate con el Collins Plus!

Dedicado a una amiga que va una" Uni pija", siendo ella tan hippy.

No hay comentarios: