domingo, 24 de febrero de 2008

No Country for Old Men


No es país para viejos (Joel y Ethan Coen. 2007). Es posible que no pueda ser muy objetivo al hablar de una película de los Coen, puesto que siento debilidad por cualquier cosa que esté escrita y dirigida por ellos. No he leído la novela de Cormac McCarthy, pero me atrevo a asegurar que es una buena adaptación, puesto que el desglose es perfecto. Es un lenguaje visual en el que ni sobra, ni falta nada. Hasta el humor y la violencia están perfectamente medidos y equilibrados (muy en la línea de Fargo).

Un tiroteo, un maletín con dinero y unos kilos de maría son el desencadenante de una trama en la que todo está orquestado para que los personajes se muevan equilibradamente en ella. El sello de los Cohen está constantemente presente, como el los diálogos irónicos y socarrones que se dan en muchas secuencias o esa violencia necesaria que pide el guión, sin ánimo de provocar o molestar.

Las cinco o siete primeras tomas, aprovechando todas las posibilidades del scope, te sumergen directamente en el seco y caluroso Texas, con una espectacularidad y maestría al alcance de muy pocos. Planos de auténtico western. La narración es viva y espectacular y prácticamente no da un respiro al espectador. Cada plano está perfectamente medido, atrezzazo e iluminado provocando una sintonía que no desentona ni un solo segundo.

En el cine mucha gente comentaba que el final, donde Tomy Lee Jones cuenta un sueño que ha tenido, era una mierda. Para mí, es un final magnífico, que resume todo. El cambio de época y de valores de una sociedad arcaica, como la texana, que en los años ochenta comienza a sufrir la velocidad de los nuevos tiempos.

Las interpretaciones son todas excelentes. Tal vez Bardem (que por cierto, de secundario nada. Es el principal) sea el que más se luce, bordando el gesto de lunático que precisaba el papel. Pero tanto Tommy Lee Jones, como Josh Brolin, como el pequeño papel de Woody Harrelson, están, sin duda, a la altura de las circunstancias.

2 comentarios:

Clifor dijo...

Te recomiendo la novela. A mí me gustó mucho y cuando supe que Bardem hacía ese papel, yo supuse que lo clavaría. Es el papel más importante sin ser protagonista.

Mario dijo...

Me gustaría leerla. Sobre todo por ver como ha sido la adaptación del guión. Pero vamos, la peli es de lo mejor que he visto ultimamente.