lunes, 21 de enero de 2008

Los Crímenes de Oxford


Hacía tiempo que no iba al cine, tal vez más de un mes. Y ya de ir, fuimos al Kinépolis. Verán, me encanta esa pantalla megagigante y esos asientos espaciosos donde mis rodillas no se resienten de su tendinitis crónica. Me encanta el sonido y la pureza de la proyección digital. Me encanta la Ciudad del Cine.
Estuvimos debatiendo que peli ver. No teníamos muchas referencias de algunas, así que decidimos arriesgarnos y ver la nueva propuesta de... ¿Alex de la Iglesia? ¿El director y guinista de La Comunidad?.
Qué decepeción, Alex, qué decepción. Por momentos creí que estaba viendo el Código Da Vinci. El director vasco justifica la película desde el punto de vista que la trama está elaborada desde dentro, discursivamente. Pero la acción la llevan dos pitagorines que aunque, traten temas profundos, se pierden en el alarde. Es pura comercialidad, puro alarde, festival de imágenes gratuitas, despechugue total de Leonor Watling... Huele a industria. Los actores parecen impuestos, los innecesarios planos de tetas también... La investigación de la trama se acerca más al Coleccionista de Huesos que a una peli de Álex de la Iglesia. Nada que ver con Zodiac ni con ese tipo de pelis que versan constantemente sobre la trama de un asesinato pero que siguen manteniendo esa calidad cinematográfica que se les presupone.
Lo mejor de la película es un plano secuencia larguísimo que acompaña, a través de una coreografía, a los cuatro personajes principales, los cuales se cruzan entre sí en la escena del primer crimen, donde los cuatro son presuntos asesinos. Es un recurso propio de Scorsese, de gran director, y la verdad es que es impresionante.
Comprendo que el cineasta vasco tendrá que hacer cosas de estas para comer , pero si nos ponemos en plan puritanos del cine, parece que se haya "vendido" a los estudios.

4 comentarios:

Clifor dijo...

Lo verdaderamente importante no es la trama, ni los recursos de Scorsese, ni venderes o no venderse a la industria... lo único importante es la aparición estelar de Leonor en pelotas. Sólo por eso, ya merece la pena seguro :-)

Mario dijo...

Hablas como un productor judío...jejeje
Pues sí, se recrean mucho en sus enormes glandulas mamarias. Pero vamos, si sólo quieres ver esa secuencia te la puedes ver en el youtube, no te recomiendo ir al cine, ni siquiera verla en video

Clifor dijo...

La verdad es que viendo al actor principal no pienso gastar mi dinero en el cine ni en un DVD. Ni si quiera una descarga gratuita de Internet. Además, Álex de la Iglesia me dejó de interesar hace mucho.

Otra cosa es Leonor Watling, pero bueno, ya buscaré la escena jejeje

Mario dijo...

Alex de la Iglesia, ha escrito dirigido algunas de las mejores pelis que ha dado el cine español. Sólo por eso merece todos mis respetos.
Pero viendo esto último, la palabra es decepción.