martes, 27 de noviembre de 2007

¿Por qué no te callas?

¿Dónde te dejaste el manido protocolo, Juan Carlos? ¿Por qué la plebeya no podía ser reina, ni la primogénita heredera? ¿Por qué tanta mascarada? ¿Por qué tanta contradicción?

Por fin has sido coherente con tu rol de Monarca. Por fin. Por fin te has dejado ver como el Rey. Una figura autoritaria por decreto ley. Una figura que nos recuerda los tiempos del vasallaje. Pero las tradiciones son así...

En otra época, en la del vasallaje, por ejemplo, Chávez podría haber sido el bufón de un Borbón, o de un Austria o de un Lancaster... pero en la Cumbre Iberoamericana ambos fueron bufones, el Rey se puso a la altura del plebeyo.

Así que para otra vez, Juan Carlos, ya que eras el único de la mesa que no has sido elegido democráticamente... ¿por qué no te callas?

3 comentarios:

Esther dijo...

jajajjajaj

y yo que pensé: ¡anda, pero si el rey está vivo!

Mario dijo...

La dreina y yo estamos muy contentos de tenedte por el blog, jejejeje,
Saludos, Esther.

Esther dijo...

póngame a los pies de su señora